Camilo Mora

Camilo Mora

Photographie
LCI Bogotá

Recuerdos de luz y algunas historias mal contadas

La pérdida de identidad y cultura de las poblaciones Amazónicas y la migración de indígenas a las cabeceras municipales, es real, cada año se incrementa y consigo a esto; la pérdida de su memoria histórica, identidad, diversidad, lengua y tradiciones, al igual que la riqueza artística y de conocimiento cultural irremplazable e invaluable. Es entonces pertinente realizar un trabajo fotográfico sobre los cambios visuales que muestran el deterioro de estas comunidades, bajo una óptica estética, artística y gráfica, sin desconocer el entorno social, político y económico, que influye notoriamente en este proceso de homogenización cultural.

Un joven de 28 años

Rileyd y el sueño amazónico

Un joven de 28 años de la comunidad “7 de agosto Cocaima”, pertenece al grupo de indígenas que se dedicaban a la pesca. En un principio Rileyd quería ser enfermero, por lo cual llegó a Leticia para estudiar medicina, pero sus recursos eran escasos y tuvo que abandonar la ciudad y así mismo su sueño de ser el enfermero de su comunidad. Cuando regresó con su familia a ayudar con el quehacer diario, la comunidad lo nombró cacique y fue el primer joven en ser nombrado en tan alta dignidad. Con este cargo logró beneficios para su comunidad como una escuela, materiales de estudio para los niños, viviendas dignas, entre otros. Después de un tiempo conoce a Daniel y a su hijo Sergio, quienes empezaron a construir una empresa dedicada al turismo en el Amazonas, por lo cual buscaron nativos que tengan un vasto conocimiento acerca de la supervivencia en la selva, y por ello recurrieron a Rileyd haciéndolo guía de su agencia, el mostró mucho interés en serlo, ya que le gusta compartir su conocimiento acerca de la selva amazónica y el espíritu de conservación de esta región del país tan rica en fauna y flora.

Antes de su nacimien

Laidy y el sueño de un hogar

Antes de su nacimiento la madre de Laidy quería recibirla en un nuevo techo en donde pudieran vivir junto a su hermana en total comodidad y crear un hogar para las tres debido a que el padre no quiso hacerse cargo de dos niñas porque consideraba que al ser mujeres no eran lo suficientemente fuertes para las labores en la comunidad. Pero este sueño no pudo cumplirse después de un parto con muchas complicaciones que dejó a Laidy y a su hermana Yeisi sin su madre, y con los cimientos de una casa que nunca se terminó de construir.

Es una niña que con

Yeisi junto a su abuela Luz

Es una niña que con tan solo 13 años pierde a su madre en el complicado parto de su hermana menor Laidy, su padre jamás las reconoció por lo cual ella y su hermana pasan a vivir con su abuela Doña Luz quien a pesar de su avanzada edad las crio como a sus propias hijas. Sin recursos para poder darles estudio, las niñas aprenden el quehacer diario de una mujer en la comunidad, cada mañana al despertar ayudan a su abuela en la cocina luego la acompañan al lago y mientras lavan la ropa aprovechan para hacer su aseo personal, siempre están dispuestas a colaborar en lo que su abuela les pida. Yeisi nunca ha salido de Taraopto por lo cual es su única realidad ya que considera que sin ningún estudio solo al lado de su abuela y comunidad va a ser aceptada.

Es la mano derecha d

Jonny Ahuanari la luz de su madre

Es la mano derecha de Rambo y vive para mantener en pie el hogar que su padre le dejó encargado la última vez que lo vió cuando se dirigía a la selva para traer madera a la comunidad. Todo lo que él logra obtener por medio de la pesca, construcción y recolección de alimentos lo usa para brindarle todas las comodidades posibles a su madre que por su avanzada edad no puede ayudarlo. Sus sueños de estudiar para salir del amazonas y así crear una nueva vida fueron frustrados por esta situación ya que tuvo que dejar a un lado el colegio y todo lo que alguna vez soñó de niño para tomar las riendas de un hogar desde muy temprana edad.

Luis es un Cacique “

Luis y el pequeño Marcelo

Luis es un Cacique “Yagua” de la comunidad dedicada a la cacería, quienes habitan en el interior de la selva, cerca al lago Tarapoto, hábitat de muchos caimanes, delfines rosados y grises, y del pez con escamas más grande del mundo; el Pirarucú. Todo lo que hace Rambo, es para el bienestar de su comunidad, pero más específicamente para el futuro de su hijo de 8 años Marcelo, que todos los días lo acompaña en su quehacer diario. Entre los dos construyeron una cabaña para recibir huéspedes y así garantizar el futuro de su hijo. Marcelo quiere terminar sus estudios en la escuela de Puerto Nariño la cual asiste desde los 5 años movilizándose en una lancha todos los días muy temprano en la mañana para llegar a su primera clase que da inicio a las 7:00 am, al terminar sus estudios planea ir a Leticia para estudiar biología y cumplir el sueño de su padre.

La única indígena Ti

Doña Pastora la madre Ticuna

La única indígena Ticuna en Puerto Nariño que lucha por la conservación de sus costumbres, ideales, rituales y forma de vivir. Su vivienda está en una maloca en la frontera de Puerto Nariño y la selva, vive en tal armonía con la naturaleza que tan solo entrar a su casa es como devolverse algunos años atrás y poder apreciar la sensibilidad con la que los indígenas convivían y entendían el medio que los rodeaba. Doña Pastora no sale de su casa ni sus alrededores hace más de 5 años en protesta por lo que está viviendo con las nuevas generaciones. Fue difícil que Doña Pastora accediera a tomarse las fotos, solo se comunicaba con su hijo en lengua Ticuna , después de insistir la única condición que me puso, fue que contara su historia y mostrará a todos lo que está sucediendo con los indígenas.

Autres crédits

Gracias a las personas que me dejaron entrar en sus vidas para poder contar estas historias
Gracias a Gustavo Pérez Dussán por estar detrás del proceso de este proyecto